31 diciembre 2013

Cierre e Inicio de Año...



Los inicios y los finales los haces tú, día a día, momento a momento. 

Naces y mueres casi constantemente. En cada nacer te das cuenta de las profundidades y los matices, de lo que significa realmente. Puedes afinar más, si quieres... ¡Aprendes! 

A veces, es más difícil nacer que morir porque la muerte parecía no escogida aunque tu Ser sí lo determinó mucho antes, sólo que te has desenchufado, te has desconectado, te has distraído, te has deprimido y has perdido la pista... pero, no está perdido! Otras veces, es más difícil morir... la transmutación. 

Si descubres que cada paso es como un entreno, un Gran Juego, que lo único que lo dificulta es lo crees que necesitas y algo más sabio en ti ha dicho que ya no, que ya eres libre... cuando das con esto, cuando das con la respuesta del '¡¿Para qué?!', puedes empezar a jugar para darte cuenta que realmente mereces todo lo bueno por el hecho simple de existir, de ser, por ser escogido al venir aqui, por permitirte estar en esta plataforma que llaman Tierra y dicen que es donde se pone a prueba el amor y es donde emerge con fuerza descomunal cuando la prueba se supera... y esto es tuyo.

Hoy coincidimos todos en un final y en un inicio, nos damos de la mano con deseos esperanzadores y llenos de bondad, cariño y está bien... También os lo deseo yo y que sea así, aunque visto lo visto... me resuena más, desearos un cierre y una apertura con una energía bien conectada con vuestra esencia, como el que se estrena en el mundo y desde la fuerza de la sabiduría y de lo aprendido hasta ahora. Mucho amor en vuestras vidas y con la compañía que resuene con vuestra evolución.

Compañeros de camino, queridos... 


Un cálido abrazo a cada uno de vosotros con corazón, con alma.