24 septiembre 2016

Desde este Todo, Bienvenido tú, tú y tú...Como yo.

He necesitado de la soledad para decidir donde quiero ir y del silencio para escoger mi compañía.

He visto que de donde salgo es un milagro haber sobrevivido y muy emocionada doy gracias por esta parte poderosa que llevo dentro y que consigue tanto milagro.

He aprendido a no poner un ápice de atención a todo aquello que no quiere permanecer en mi camino.

Amo desde todas las partes de mi quien comparte mis pasos, sonríe, ríe y llora conmigo sin forzarme a salir de mis estados hasta que yo lo decido.

Inicio de nuevo un curso y este es más ligero y me apetece mucho compartir contigo que me lees... que los milagros existen cuando sientes que te los mereces. Va muy en serio.

A cada uno de mis maestros, desde el silencio y desde la palabra, los llevo conmigo, en mi corazón como los mentores que me han sostenido, acompañado en este crecer y... Aún no he terminado.

Agradezco a todos y a cada uno de los vaivenes que me han ayudado a conocer la humildad desde una parte muy hermosa de mi y a experimentar desde otro lugar la vida. Más allá de parecer interesante, es muy rica la experiencia.

Siento que este camino es un camino de mutación y transmutación. Cada movimiento me lleva a la herida y al don.

Soy una parte muy grande y muy pequeña de un Todo que me cuida y me sostiene desde un silencio respetuoso que me invita a la libertad y desde una comunicación que me lleva al Amor.

Bienvenido tú, tú y tú que desde ahí resuenas y expandes desde todas las partes de ti quien eres... como yo.






1 comentario:

mariamarz dijo...

Muchas Gracias por el bello mensaje.