10 mayo 2014

Cuida de ti.



Espacios, momentos compartidos. Sentires nuevos, desconocidos desde los sentidos y desde otros sentidos que ni sabíamos que existen... el cuerpo habla y las palabras, a menudo, quedan cortas en contenido, en continente y en su sentido...

Se cierran puertas, se cierran ventanas y el momento de introspección puede parecer eterno. A menudo, es el paso previo hacia una mutación como aquello que recordarás de la oruga a mariposa donde precisa del silencio y de un momento íntimo para pasar al estado siguiente. Muerte-renacimiento.

En el nuevo estado, el mundo ya no es el que era ni lo será, ni quieres que lo sea, lo embarga el amor, el agradecimiento por tanta sabiduría que te ha dado. Se ha expandido. El mundo ha cambiado, es más grande... el antiguo ha quedado engullido. 

En el nuevo estado hay un nuevo escenario y tu cuerpo, también, es otro. 

Muchas cosas han perdido importancia; otras, la han ganado... y aunque el andar primero sea de estreno, quizás, no tengas entreno y de apuro. 

Cuando salgas de tu estado novedoso, te darás cuenta de cuántas puertas y ventanas se han abierto de golpe para ti, cuántos te esperan sin saberlo. Cómo es de grande y lo vivo que es el estar vivo.

Haz lo que sientes, busca la manera... es como de verdad se aprende. 

¡Tienes todo el derecho a equivocarte y a acertarte, como todos!. 

Estás viviendo y aprendiendo....y... ¿qué resuena ahí, ahora? Permítete el lujo de dar ese paso, ese salto, experimentar, expandirte, cuidando de ti como el mejor amigo que tienes.

Cuidando de ti, cuidas de los demás, de tu entorno. Cuidando de ti, siempre tendrás lo mejor y encontrarás la manera de vivir en lo mejor.

Aceptándote, amándote, estarás tranquilo con tus relaciones porque ya no andarás carente ni reclamante. Será un compartir desde la riqueza hacia la riqueza.

La vida te traerá compañeros de evolución y momentos de excelencia que serán grandes regalos que antes no hubieras visto.

Libera, si quieres, claro. Es mi consejo. 

Yo no creo que nadie se autosabotee ni se boicotee. 

Todos queremos ser felices, tener amor, salud y estar alegres, tener paz, abundancia... pero, a menudo, no sabemos cómo hacerlo y nos protegemos con unas estructuras que ya han quedado caducadas y no lo vemos, no tenemos pistas de cómo hacerlo mejor. Simplemente, no sabemos.

Trátate con amor y date permiso para vivir esta Gran Matrix que es la vida con todos sus juegos malabares.

Nos vemos pronto... ;-)

No hay comentarios: